Estás en: Inicio » , , , » Economía Política 15 de Noviembre (8.1)

Economía Política 15 de Noviembre (8.1)

Escrito por: Pacheta | miércoles, noviembre 16, 2011 | 0:13 |

Apuntes cedidos gracias a la cortesía de Iris.


Retoman la Ley de Sey o de los mercados. El precio es un índice de escasez de un bien y orientan de la forma más eficaz de asignar los recursos económicos y el que resuelve de la manera más espontánea el funcionamiento de la economía.

Los neoclásicos siguen afirmándose en la ley de Say, los productos se cambian por productos y el dinero no es más que una unidad de cambio, y el ahorro coincide con la inversión. No hay crisis totales del sistema porque tiende a equilibrarse y las que se pueden producir son puntuales que se equilibran. Lo natural es la armonía, el mercado tiende a autorregularse sin interferencias de ningún tipo, de ahí la libre competencia, para que fluya. (Sin embargo sin Estado no hay mercado, sino caos, porque el Estado lo organiza. El Estado puede intervenir de muchas formas: regulación, creando empresas, etc.)

La teoría cuantitativa del dinero: M·v = P·y (liberales)

M(oferta monetaria); v(velocidad de circulación del dinero); P(nivel de precios); y(producción real de una economía, renta).

(DIBUJO)

La renta de un país no es lo mismo que el dinero que hay en el país.

Los que hace esta economía es un supuesto, que la velocidad de circulación del dinero es constante. Lo que está queriendo decir es que normalmente la velocidad a la que se mueve el dinero de una forma sustancial. Esta teoría es de Fisher. Si v permanece constante la M varía el Py, así el gobierno sólo debe ocuparse de M.

Los monetaristas están muy relacionados con los liberales económicos, piden pocas intervenciones del gobierno en la economía.

    1. J. M. Keynes:

Con J. M. Keynes aparece la macroeconomía. Con sus teorías se ha estado viviendo hasta hace poco. Es un economista inglés, de principios del s. XX. Su obra principal es “La teoría general” la publica en 1936. Uno de sus artículos más famosos se titula “El fin del Laissez-faire”.

Él defiende la participación de Gobierno en la economía, no sólo como regulador, sino interviniendo a través del gasto público y de los ingresos públicos que permiten financiar ese gasto. El pleno empleo es la clave de esta política económica. Si no se cumple la ley de Sey el equilibrio no está garantizado; según él, la ley de Sey no funciona, hablando del ciclo económico, teniendo diferentes fases. La actividad económica se recupera por medio de la intervención del gobierno.

El dinero tenía dos funciones con la ley de Sey: unidad de cuenta y de cambio. Pero con Keynes también actúa como depósito de valor, lo que significa que a veces la gente prefiere guardar el dinero, sacarlo de circulación. La economía de Keynes es una economía del corto plazo, de la coyuntura, la actividad económica se mueve en ciclos que contienen diferentes fases y los gobiernos deben estabilizar este ciclo, impulsando el crecimiento en la regresión y moderarlo en el auge.

(DIBUJO)

Keynes define la demanda efectiva (y = C + I) como la manifestación del gasto de la renta, y se manifiesta en consumo (C) y en inversión (I). Para Keynes la crisis es una carencia, una insuficiencia de la demanda efectiva. Para superar la crisis hay que potenciar el crecimiento del consumo y/o potenciar el crecimiento de la inversión (depresión) En las fases expansivas donde hay un exceso de demanda efectiva, habrá que disminuir C y I.

Así aumentos de la inversión, aumentan la renta sobreproporcionalmente. La inflación es consecuencia de un aumento excesivo de la demanda efectiva, así mismo, la carencia o el paro es consecuencia de una disminución excesiva de la demanda efectiva.

Para los economistas neoclásicos, hasta este momento, el estado debía limitar el interés para recuperar la inversión. Pero hay en momentos que no es suficiente, ya que la inversión depende de las expectativas empresariales, que tienen que ver con factores políticos, sociales, económicos, etc. Y en una situación depresiva con la inversión muy baja la baja de interés no es suficiente. Un tipo de interés alto desalienta la inversión porque cuesta más caro, con lo cual hay menos dinero que invertir; pero la inversión depende además de las expectativas empresariales, que a la vez depende de factores políticos, sociales, etc.

La política económica pasó a ser política Keynesiana, que es lo mismo que política estabilizadora.

Comparte este artículo :

Comentar esta entrada