Estás en: Inicio » , , » 9 de Octubre. Teorías antropológicas clásicas. Dilthey

9 de Octubre. Teorías antropológicas clásicas. Dilthey

Escrito por: Pacheta | martes, octubre 09, 2012 | 9:31 |

La conducta castigada por el azar. Cómo reacciona la gente ante la azarosidad de la vida. No sólo miremos hacia la sociedad donde nos dice que está, sino también allí donde la gente no suele mirar. Aquello que la propia sociedad no hace explícito de sí misma. Estudiar la caca implícita y explícita. La gente no tiene claras sus creencias, el universo del creer es mucho más amplio de lo que las personas pensamos.

A principio del X.VIII, Vico existió en que para estudiar lo humano tenemos que ir más allá del modo racional

Ortega y Gasset (1921). El filósofo principal era Wilhein Dilthey. Propuso lo que se ha llamado raciovitalismo. “Somos yo y nuestra circunstancia”. Su raciovitalismo era muy similar a las aportaciones de Dilthey

-Dilthey, finales del X.XIII, lleva a cabo una construcción de las ciencias del espíritu. Nos dijo hacia dónde tenemos que mirar. El objetivo final es comprender la vida.

No fue plenamente consciente de la trasncendencia de sus pensamientos. El método necesario para estudiar las cosas humanas es referirlas y relacionarlas con la entera naturaleza humana, tal como nos la muestra la experiencia, el estudio del lenguaje y de la historia. Primero hay que diagnosticar muy bien el problema. Conocemos por experiencia, no podemos hablar de algo sino tenemos experiencia de aquello. Todos los sistemas de comunicación.

La cultura no es de marmol, está en movimiento. Es algo histórico y nadie se la inventa de un día por otro.
Hay que hacer una inmensa tarea para conocer los hechos sociales.
El mero raciocinio no sirve, sólo las deducciones lógicas es muy pobre. La vida es mucho más complicado.

Era necesario buscar la conexión entre todos esos elementos. Lo más importante que constituye eso que tenemos que estudiar: la unidad personal de vida, el hecho de ser personas es algo elemental que tenemos que tener en primer lugar. Luego el mundo exterior, individuos fuera de nosotros. El siguiente elemento que vemos en eso que observamos en lo que constituye la vida es el tiempo, no es una cosa fija, es algo que cambia. La vida se mueve, los cambios y sus interacciones. El hecho personal, el mundo exterior, los otros individuos y el tiempo forman una serie de interacciones. A esa naturaleza, así conocida, tendremos que referirnos a todos esos elementos; y cuando lo hagamos, nos vamos a encontrar los procesos reales y vivos (consta tables a través de la observación) del querer, del sentir y del representar.

El conocimiento no es sólo lo cognitivo, tenemos que acceder al problema a través del querer y del sentir. Si se va solo con lo representativo, se le escapará muchas cosas de la vida.
Para acercarnos de manera correcta a la realidad, tenemos que crear un tipo de ciencia acorde, que sea capaz de estudiar lo que es así. La unidad que constituye el centro de la observación no es nada abstracto ni una parte predefinida por la ciencia. La unidad central es la persona, una realidad unitaria.
No nos debemos conformar con la imagen que da la sociedad de la persona, cambia según la cultura. (Marcel Mauss. Conferencia de Inglaterra sobre la noción de persona. No es universal, sino que está matizada según las culturas) Vamos a estudiar la voluntad de la gente y todo su conjunto emocional. Tenemos que aprender a identificar los símbolos de la expresión corporal.
Hay diferencia entre lo que la gente dice y hace; con ello podremos captar también lo que la gente cree.
A la totalidad personal del querer, sentir y representar constituyen herramientas del método.
Verstehen = Comprender la experiencia de la vida de la gente, desde nuestra experiencia y la interacción con ellos.

- Gadamer.

Volúmenes sobre verdad y método. La tarea de comprender consiste en ampliar la unidad de sentido comprendida. La comprensión no es un proceso que termine fácilmente, las circunstancias de las cosas son infinitas. El proceso infinito de comprensión mantiene vive el diálogo humano con la experiencia. Es también un proceso histórico. Necesitamos tiempo para comprender. La vida se da en la historia y no podemos comprender bien las cosas haciendo un sondeo corto, debemos dejar pasar un tiempo largo para dar oportunidad a que los hechos de la vida se expresen y los captemos. Ser histórico quiere decir no agotarse nunca en el saberse.
El momento final de la reflexión es cuando la comprensión tiene que hacerse efectiva.
Comparte este artículo :

Comentar esta entrada