Estás en: Inicio » , , » Antropología económica. 17 de Diciembre

Antropología económica. 17 de Diciembre

Escrito por: Pacheta | lunes, diciembre 17, 2012 | 13:33 |

Eficiencia tecnoambiental: E (flujo energénito anual total) = m (número de personas que interviene en el proceso de producción) * t (tiempo en horas) * r (desgaste de energía en el esfuerzo de energía) * e (eficiencia medioambiental)

Marshall Salling: economía de la edad de piedra. Sostiene que en la actualidad disponemos de criterios suficientes que indican que el flujo energético anual total (E) depende de muchos sistemas preindustriales (apreindustriales) solo comprende un tercio del potencial que ofrecería el aprovechamiento máximo (óptimo) de la capacidad de sustentación de un medioambiente en función de una tecnología concreta. Por qué las sociedades primitivas lo que hacen es obtener menos recursos. Para comprender por qué se da esta subproducción debemos distinguir entre dos efectos: el de sobrepasar la capacidad de sustentación y el de rebasar el punto de los rendimiento decrecientes. Cuando se sobrepasa la capacidad de sustentación, el flujo energético anual total (E) empezará a disminuir como consecuencia del daño irreversible al ecosistema; ejemplo: el agotamiento de los recursos mayas...
Cuando se rebasa el punto de los rendimientos decrecientes, la producción puede mantenerse estable o incluso incrementarse; pero se obtiene menos por unidad de esfuerzo. Debido al empobrecimiento de cualquier factor ambiental o incluso al agotamiento de cualquiera de ellos. Las pesquerías oceánicas (el índice de rendimiento por unidad de esfuerzo pero la captura de pescado se ha mantenido constante)
Las distintas culturas siempre han intentado mantener un equilibrio entre el output (e) y el input (m t r) por debajo del punto de los rendimientos decrecientes, limitando así la expansión (explotación) de sus esfuerzos productivos. Así pues, las sociedades y las organizaciones sociales que la componen harán funcionar los sistemas de energía alimentaria a partir de la distinción entre la expansión e intensificación. E = m * t * r : nos permite hacer esta distinción:
Si se mantiene constante la eficiencia tecnoambiental (e), se podrá incrementar el flujo anual total de energía (E) siempre que se aumenten los factores M * T * R; es decir, poniendo más personas (m) a trabajar o haciéndolas trabajar durante más tiempo (t) o más deprisa (r).
Esto ofrece dos alternativas:
a) Si este incremento en el input se realiza sin aumentar el área de producción de alimento, entonces tenemos la intensificación.
Pero, b) si hay un incremento proporcional en el área o superficie donde se produce el alimento de tal forma que el input no se alterase, entonces el sistema se expansiona pero no se intensifica.
Pero como se parte de la hipótesis de que todas las formas de producción de alimento dependen de recursos finitos (limitados), la expansión no puede ser indefinida, y como la intensificación conduce por el agotamiento de recurso a sobrepasar el punto de los rendimientos decrecientes, entonces las culturas se sienten obligadas a lo que se ha llamado el cambio tecnológico (respuesta más eficaz a los rendimientos decrecientes) esto lo dice Esther Boserup ("Condiciones del crecimiento agrícola").
Esta misma idea centrada en sociedades civilizadas, la desarrolló Big Foget ("Despotismo oriental") utilizando la hipótesis hidráulica. El cambio tecnológico que se desarrolló en Egipto hizo que desaparecieran todas las tecnologías.
El cambio tecnológico no es neutro, es la presión demográfica lo que hace que haya que cambiar la tecnología.

La empresa.

Las actividades económicas en las sociedades actuales se realizan por medio de unidades de producción llamadas empresas y en todas ellas se emplea capital, trabajo y recursos. Mediante las unidades de producción se hace posible un fenómeno muy específico: la división social del trabajo y además se da la división técnica, la división por edad, división profesional, status, división de género (sexo).
La organización de los factores productivos así como su dirección y gestión, recaen sobre personas jurídicas que son capaces de dirigir (bien o mal) y estos grupos o empresas jurídicas pueden ser de dos tipos: el privado o el público.
Sin embargo, las familias no son nunca empresa y por tanto no recae sobre ella la necesidad de crear puestos de trabajo.
Las empresas privadas o públicas siempre tienen que crear tipos de trabajo.
Tres sectores: primario (preindustrial no es el sector sino la técnica), secundario y terciario.
Las empresas son unidades de producción básica porque son capaces de organizar, dirigir, gestionar recursos físicos, financieros y humanos. Además, pueden producir masivamente, pueden competir en el mercado y maximizar ventajas, opciones y beneficio. Crear empleo. Toda empresa que no tienda a crear empleo y sólo haga beneficio tiende a cerrar.
Las empresas según su naturaleza jurídica. Se caracterizan por su régimen de propiedad: a) Empresa de propiedad individual en la que solo un individuo detenta su propiedad y también la dirige en solitario. Es la forma más simple de establecer un negocio. Autónomos o los profesionales (abogado, dentista...)
B) Empresas privadas en la que la propiedad tiene un carácter social y no se puede decir colectivo porque ya sería otro tipo y no corresponde a un solo individuo. Pueden ser: 1) colectivas: se incorporan individuos que aportan su trabajo o su capital. 2) Comanditarias
Empresas que se denominan de propiedad limitada (SL) el capital social tiene que estar totalmente desembolsado en el momento de constituirse como tal sociedad o empresa (3000 € por socio) El capital está divido en participaciones iguales llamadas acciones. En estas empresas los socios no responderán personalmente de las deudas sociales. Y si lo tienen que hacer, sólo lo harán con el capital aportado.
Sociedades anónimas está dividido en acciones y la responsabilidad de los socios también se limita al capital aportado. El capital está dividido en participaciones iguales (acciones) que facilitan la reunión de grandes sumas de capital.
Este límite de responsabilidad de los propietarios reduce la protección legal para los acreedores a los que la sociedad adeude dinero.
En las sociedades anónimas constituidas en grandes empresas existe una separación entre la propiedad de los accionistas y la dirección que detenta el consejo de administración que en muchos casos, esta dirección, suele contratar técnicos especialistas en las diversas áreas de la empresa A todo este conglomerado Kalbraig lo llamaba: tecnoestructura.

[Una sociedad no evoluciona por sí mismo por un cambio tecnológico. El fordismo, la pesca, la agricultura... son prácticas de trabajo que están dentro de un modo de producción.]
Comparte este artículo :

Comentar esta entrada